dimecres, 6 de febrer de 2013

La cocina encuentada - Roser


Avui li toca a Roser portar el conte i la seua recepta.

Volem compartir-los amb tots vosaltres ja que ens va fer descobrir el sabor de la neu. Si us pica la curiositat, no tenia més que posar-vos en acció.





        ¿QUÉ SABOR TIENE LA NIEVE?Hacía ya un mes que había comenzado el invierno y por fin ya estaba nevando. Pablo, miraba por la ventana, era la primera vez que veía la nieve, pues tan sólo tenía 4 años. Estaba ansioso por poder salir y lanzarle bolas a su hermano.-Mamá, ¿Cuándo podré salir a jugar?-Cuando deje de nevar.-Y ¿podré, probar la nieve para saber que sabor tiene?-Pues claro que sí, pero te llevarás una decepción porque no sabe a nada.    Al cabo de media hora dejó de nevar y Pablo al fin pudo salir a jugar con su hermano, pero lo primero que hizo fue quitarse el guante, coger un poco de nieve y llevársela a la boca.-Buaahh! Mi madre tenía razón no sabe a nada y está demasiado fría, que decepción, yo que pensaba que sería como el merengue que hace mi abuela.    El día transcurrió y todo el mundo estaba contento y pasándolo bien, es muy divertido lanzarse bolas, esquiar, deslizarse con un trineo, todo el mundo menos la nieve, ella estaba triste porque un niño había dicho que la nieve no tiene sabor.     Cuando anocheció, y todos los niños se retiraron a sus casas,  la nieve todavía estaba más  triste pero en ese momento apareció el hada blanca que es la Reina de las Nieves.-¿Qué puedo hacer por ti?-dijo el hada blanca- he visto que hoy no has disfrutado con las risas de los niños, que tanto te gusta.- Sólo me gustaría tener buen sabor, al menos por una vez en la vida.-Bien, dijo el hada, veré lo que puedo hacer.       El hada blanca se puso a pensar y llamó a todos sus amigos blancos; llamó a la leche, a la nata, al azúcar, a la cuajada y al queso tierno.-Amigos míos, tenemos que hacer algo por la nieve, está muy triste desde que un niño la probó ayer y no le gustó y he pensado que si esta noche os mezcláis todos con la nieve y cubrís todo el valle, mañana todo el mundo dirá que la nieve está buenííísima.- Sí, sí -dijeron todos- es una idea genial y así nosotros también podremos disfrutar de ver como se divierten los niños.Pronto amanecería y ya estaba todo listo, más tarde la gente ya iba saliendo de sus casas con los esquís, los trineos... pero unos niños comenzaron a hacer un muñeco de nieve y uno de ellos cogió un poquito de nieve y la probó. De repente el niño exclamó, ¡no puede ser!, la nieve hoy está deliciosa, ¿Qué habrá ocurrido? Parece cosa de magia y todos sus amigos empezaron a comer.  La gente que pasaba por allí al verlos, también empezaron a saborearla y a la hora del medio día ya todo el mundo comía y comía la nieve del valle. Y por supuesto Pablo comió nieve, merendó nieve y cenó nieve.Cuando se hizo de noche la nieve dijo, hoy ha sido el día más feliz de mi vida y ha sido gracias a vosotros amigos míos y al hada blanca por haber tenido esta magnífica idea y es que las cosas hechas en equipo siempre salen bien.Y ahora chicos de 1er curso de la Escuela Santa Anna vosotros también tenéis el privilegio de probar el sabor que tenia la nieve del valle, con la tarta de Roser.                                                                                                                                                                          Ángeles Gil





TARTA DE QUESO

Ingredientes:

800 grs. De nata de montar
1       tarrina de 220 gr. de queso fresco Filadelfia
2       sobres de cuajada Royal
1       vaso de leche
1       vaso de azúcar
galletas María y caramelo líquido

Modo de hacerlo:

En una olla se ponen todos los ingredientes, menos las galletas, bien mezclados y se lleva a ebullición. Se mueve bastante para que no se pegue. Una vez hierva se vuelca en un recipiente donde previamente se pone el caramelo y poniendo las galletas encima. Se deja enfriar en la nevera.
Sugerencia: Batir la mezcla con batidora para que no queden grumos.




I per tal que no us quedeu gelats us invitem a escoltar aquesta cançó tan alegre que ens transporta a la Marina, en terres alacantines:


El gripau i la granota







I per als que encara no sabeu el que és un  riu-rauací teniu un: